En algunos lugares de Tailandia, la pelea de gallos no es solo un deporte, sino una fuente de orgullo. De hecho, “Chiang Mai” es el hogar del Centro de Exhibición y Aprendizaje de Peleas de Gallos, donde la gente puede ir a aprender sobre la historia y la cultura de la pelea de gallos. En un país tan diverso como Tailandia, con una afluencia de etnias como el birmano, laosiano y khmer, es interesante ver esta misma diversidad reflejada en los gallos. Los gallos de pelea tienen diferentes técnicas de lucha: los de Tailandia son conocidos por ser fuertes en el “clinch”; los gallos vietnamitas por ser fuertes y de piel gruesa, pero son lentos ya que tienen piernas grandes; los gallos birmanos por ser rápidos destacan por tener buenos movimientos y correr dando vueltas alrededor de sus oponentes, sin embargo, cuentan con un cuerpo delgado. Los mejores luchadores son aquellos que son una mezcla de etnias como la tailandesa, el vietnamita y el birmano. Cabe recalcar que los gallos de pelea asiáticos son una de las razas de gallo más grandes de su especie, por lo cual no están permitidos en algunos países para las peleas de gallos por verse beneficiados con solo el tamaño.

Las peleas de gallos no son hasta la muerte y no involucran cuchillas. De hecho, en Tailandia, en las peleas de gallos la muerte del animal es ilegal. Las peleas consisten en rondas de cinco o veinte minutos, con un descanso de veinte minutos entre cada ronda. Las peleas se ganan cuando un gallo ya no puede continuar o se da por vencido. Los gallos están preparados para las peleas de varias formas. De manera muy similar cuando los peleadores de Muay Thai envuelven sus manos antes de una pelea, las patas de los gallos se envuelven y luego se enfrentan entre sí. Además de esto, toman el sol para endurecer su piel, se les dan vitaminas, como el ginseng y hierbas locales, “duchas” diarias y también masajes. Con su historia, cultura, oportunidades e intereses únicos, diferentes tipos de actividades son viables y entretenidos. Las tradiciones como las peleas de Muay Thai y las peleas de gallos abarcan siglos, se cruzan con principales figuras históricas y eventos, fortaleciendo así sus lugares dentro de los corazones de los tailandeses. Para comenzar a ver un aspecto diferente de la pelea de gallos, es importante mirar más allá de la sangre y, en cambio, considerarlo en el contexto de la cultura y la historia deportiva de este país.

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *