Encierro y Pre-Cuido

 

Al cortarles la cresta y barbas el pre-cuido se posterga hasta que hayan cicatrizado las heridas.
Procedemos a desparasitar interna y externamente todos los pollos que vamos a cuidar utilizando el método de su preferencia.

La alimentación durante la primera semana debe ser de fácil digestión, utilice la combinación de su preferencia que contenga un porcentaje de proteína del 13%, dé todo junto mezclado y humedecido levemente con un poco agua pura en una cantidad de 50 a 60 gramos en la mañana y por la tarde, tomando la precaución de retirar los sobrantes para evitar la fermentación del alimento.

Deles a sus Gallos toda el agua que deseen tomar. Las aves deben permanecer en sus jaulas durante la primera semana debiéndose limpiar los casilleros diariamente retirando todo vestigio de excremento para evitar una nueva contaminación de parásitos.
Transcurrida esta primera semana, podemos proceder con la tusa o repeluzada de los gallos o pollos si es de su agrado, es un hecho que es más fácil cuidar un Gallo tusado ya que se facilitan los masajes, frotaciones, etc.

En la segunda semana al igual que la primera con la diferencia que en la tarde disminuya la mezcla a un 75% y añada un 25% de maíz entero limpio y de la mejor calidad, añada al agua de bebida vitaminas hidrosolubles, principalmente complejo B, B12, C y sales minerales, dos veces por semana.
Ha pasado ya la segunda semana, los Gallos deben haber alcanzado o estar muy cerca de su peso mínimo de pelea, si usted nota que alguno de sus Gallos todavía esta subido de peso, reduzca un poco la cantidad de MAÍZ en su alimento.

Transcurrido quince días desde el encierro es momento de comenzar la preparación física mediante ejercicios específicos para condicionar músculos y sistema cardio- vascular.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *